Rotura del Ligamento Cruzado Anterior (LCA)

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2012-06-02 10:13:44

 

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una lesión en la rodilla que suele afectar a los jugadores de fútbol, jugadores de baloncesto, esquiadores, gimnastas y otros atletas. Alrededor del 70% de las roturas del LCA son el resultado de lesiones sin contacto, el otro 30% son el resultado de un contacto directo (jugador contra jugador, jugador contra objeto). Las mujeres tienen entre 4-6 veces más de probabilidades que los hombres de sufrir una rotura del LCA.

Por lo general, la persona será examinada de inmediato por un fisioterapeuta o un traumatólogo tras la lesión. La mayoría de las personas que sufren una rotura del LCA se someten a cirugía para reparar la rotura, sin embargo, algunas personas pueden evitar la cirugía mediante la modificación de su actividad física. De hecho, algunos pacientes pueden volver a la actividad física intensa sin someterse a cirugía, tras un período de rehabilitación . Su fisioterapeuta, junto con su cirujano, le pueden ayudar a determinar si el tratamiento no quirúrgico (rehabilitación sin cirugía) es una opción razonable para usted. Si usted decide someterse a la cirugía, su fisioterapeuta le ayudará a prepararse en el preoperatorio y en el postoperatorio para recuperar la movilidad, fuerza y equilibrio normal de su rodilla.

¿Qué es una rotura del LCA?

El LCA es uno de los principales ligamentos que conectan el fémur a la tibia. Se puede romper si:

  • Se gira la rodilla mientras el pie queda fijo en el suelo
  • Se para de repente mientras se corre
  • Si se cambia todo el peso del cuerpo de una pierna a otra repentinamente
  • Al saltar y caer con la rodilla totalmente extendida
  • Al recibir un golpe directo en la rodilla

Cuando se desgarra el ligamento cruzado anterior, se puede sentir un dolor agudo, intenso o escuchar un fuerte "pop". Puede que no sea capaz de caminar sobre la pierna lesionada, ya que no puede soportar su peso a través de la articulación de la rodilla. Por lo general, la rodilla se hincha inmediatamente, y puede sentir que la rodilla "cede" al caminar o poner peso sobre ella.

¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?

Tratamiento sin cirugía

En varias investigaciones actuales, se ha identificado un grupo específico de pacientes capaces de recuperarse de la lesión sin necesidad de cirugía. Si el traumatólogo no le recomienda operarse, su fisioterapeuta le diseñará un programa específico de tratamiento de fisioterapia, lo más probable incluyendo la potenciación de la musculatura estabilizadora de la rodilla (músculo cuádriceps principalmente), las movilizaciones pasivas de la rodilla y ejercicios de propiocepción (equilibrio, coordinación). Si existe dolor y/o inflamación también pueden usarse técnicas analgésicas y antiinflamatorias.

Tratamiento antes de la cirugía

Algunos cirujanos ortopédicos derivan sus pacientes a un fisioterapeuta para realizar sesiones de fisioterapia antes de la cirugía. Su fisioterapeuta le ayudará a disminuir el hinchazón, aumentar el rango de movimiento de su rodilla, y a fortalecer los músculos del muslo (cuádriceps). Las investigaciones realizadas muestran que realizar fisioterapia antes de la cirugía, mejora los resultados de recuperación después.

Tratamiento después de la cirugía

Su cirujano le dará algunas instrucciones después de la cirugía. Existen diversos protocolos y guías clínicas publicadas por fisioterapeutas especializados en esta lesión. Algunas recomendaciones son estas:

1. Apoyo del  peso. Inmediatamente después de la cirugía, utilizará muletas para caminar. La cantidad de peso que puede apoyar y el tiempo de uso de las muletas dependerá del tipo de cirugía reconstructiva que le hayan realizado. Su fisioterapeuta le ayudará a caminar correctamente y le explicará cómo cargar el peso progresivamente. 

Rotura de Ligamento Cruzado Anterior, LCA,  Fisioterapia, Fisioterapeuta

2. Crioterapia. Inmediatamente después de la cirugía, su fisioterapeuta le ayudará a controlar la inflamación mediante la aplicación regular de hielo.

3. Férula. Después de la intervención llevará una férula que sirve para limitar el movimiento de la rodilla (el rango de movimiento). Su fisioterapeuta le colocará la férula y le enseñará cómo usarla de manera segura. Comprar férula para la rodilla

4. Ejercicios para aumentar la movilidad. Los ejercicios comienzan casi inmediatamente después de la cirugía. La primera fase del tratamiento se basa principalmente en ganar movilidad articular de la rodilla. Su fisioterapeuta le ayudará con movilizaciones pasivas y le enseñará ejercicios suaves para hacer en casa. El objetivo se centrará en la recuperación total del movimiento de la rodilla.

 

5. Ejercicios para aumentar la fuerza. En las primeras 4 semanas después de la cirugía, su fisioterapeuta le ayudará a aumentar la capacidad de carga sobre la rodilla. Los ejercicios se centrarán en los cuádriceps y los isquiotibiales (músculos del muslo) y puede estar limitada a un rango específico de movimiento para proteger la plastia del LCA. Su fisioterapeuta puede utilizar la electroestimulación para ayudar a restaurar la fuerza del cuádriceps.

Rotura de Ligamento Cruzado Anterior, LCA,  Fisioterapia, Fisioterapeuta

Aproximadamente entre las semanas 5 a 12, podrá empezar a caminar sin muletas y a recuperar un patrón de marcha normal. Su fisioterapeuta aumentará la intensidad de sus ejercicios y añadirá ejercicios de propiocepción a su programa. Después de 3-4 meses, los músculos del muslo deberían tener alrededor del 75% de la fuerza de los músculos de su lado sano. En esta fase, usted y su fisioterapeuta planificarán el retorno a un mayor nivel de actividad.

6. Regreso a su deporte o actividad física. Puede comenzar ejercicios de equilibrio, correr, saltar y otros ejercicios específicos de su deporte. Esta fase varía mucho de una persona a otra. Un estudio mostró que el regreso al deporte moderado varía entre 6 y 12 meses después de la cirugía. Usted podría estar listo para regresar a su deporte si:

  • Ya no tiene dolor ni inflamación
  • No tiene la sensación de inestabilidad durante la práctica deportiva de actividades específicas, tales como saltar y caer con todo el peso
  • La fuerza del cuádriceps es del 90% en relación al lado sano

Recuerde que cada cirujano puede tener un plan específico para usted, esto son sólo orientaciones generales que describen lo que cabría esperar para su recuperación.

¿Puede prevenirse esta lesión?

Sí. Varios estudios muestran que un programa de preparación encaminado a fortalecer la musculatura del muslo, así como ejercicios de propiocepción para la rodilla, reducen el riesgo de lesión en el LCA. Estos ejercicios deberían realizarse como rutina en los entrenamientos al menos 2-3 veces por semana.

 

 

Referencias

Eitzen I, Moksnes H, Snyder-Mackler L, Risberg MA. A progressive 5-week exercise therapy program leads to significant improvement in knee function early after anterior cruciate ligament injury. J Orthop Sports Phys Ther. 2010;40:705-721

Hewett TE, Ford KR, Myer GD. Anterior cruciate ligament injuries in female athletes: part 2, a meta-analysis of neuromuscular interventions aimed at injury prevention. Am J Sports Med. 2006;34:490-498


© Solofisio.com 2014 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal