Rotura del Labrum Glenoideo o Lesión de SLAP

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2013-02-08 12:50:34

 

Una articulación del hombro inestable puede ser la causa o el resultado de un desgarro del labrum o una lesión de SLAP. El labrum glenoideo es un anillo de cartílago que rodea la base de la articulación del hombro. Las lesiones del labrum son comunes, pueden causar un gran dolor, y puede hacer que sea difícil mover el brazo. Un desgarro en el labrum puede ocurrir por una caída, por actividades repetitivas o deportes que requieren levantar los brazos por encima de la cabeza. Algunos desgarros del labrum pueden tratarse con fisioterapia, en casos severos, se requiere cirugía para reparar el labrum desgarrado.

¿Qué es un desgarro del labrum o lesión de SLAP?

El labrum glenoideo proporciona un apoyo extra para la articulación del hombro, ayudando a su estabilidad. Un desgarro del labrum ocurre cuando parte de este anillo se rompe. Los desgarros pueden dar lugar a dolor en el hombro, una articulación del hombro inestable, y en casos severos, una luxación del hombro. Del mismo modo, una luxación del hombro puede causar desgarros en el labrum.

Debido a que el tendón del bíceps se une a la escápula a través del labrum, los desgarros del labrum pueden ocurrir cuando se ejerce una tensión o esfuerzo extra en el bíceps, como cuando se lanza una pelota. Además, los desgarros pueden pellizcar o comprimir la articulación del hombro cuando el brazo se eleva por encima de la cabeza. Hay 2 tipos de desgarros:

  • Desgarros traumáticos del labrum: suelen ocurrir a causa de un incidente aislado, como una luxación de hombro o una lesión por levantar un objeto pesado. Las personas que levantan los brazos por encima de la cabeza de forma repetitiva, como los deportistas, son más propensos a tener desgarros traumáticos del labrum.
  • Desgarros no traumáticos del labrum: la mayoría ocurren debido a la debilidad muscular o inestabilidad articular del hombro. Cuando los músculos que estabilizan la articulación del hombro son débiles, se ejerce más presión y estrés en el labrum, generando un desgarro. Las personas con desgarros no traumáticos tienden a tener más "laxitud" o mayor movilidad en todas las articulaciones, lo que podría ser un factor en el desarrollo de un desgarro.

 

El jugador de los Lakers, Dwight Howard sufre una lesión del labrum glenoideo de su hombro derecho.

 

Síntomas

Con un desgarro del labrum, pueden aparecer algunos de estos síntomas:

  • Dolor en la parte superior del hombro
  • Debilidad y dificultad para mover el brazo
  • Sensación de que el hombro se sale

¿Cómo se diagnostica una lesión del labrum?

No todos los desgarros del labrum causan síntomas. De hecho, cuando los desgarros son pequeños, muchas personas no sienten dolor. El hombro con un desgarro en el labrum puede hacer un “click” sin ser doloroso, sin embargo, si el desgarro evoluciona, puede dar lugar a dolor y debilidad.

Si su fisioterapeuta sospecha que usted puede tener un desgarro en el labrum, revisará su historial médico y le realizará unos tests que están diseñados para valorar el labrum glenoideo. Tras estas pruebas, su fisioterapeuta determinará si la articulación del hombro es inestable o no. Su médico también podrá hacerle una resonancia magnética (RM). Los desgarros del labrum pueden ser difíciles de diagnosticar con certeza sin una cirugía artroscópica.

¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?

Cuando los desgarros del labrum causan síntomas menores, pero no causan inestabilidad en el hombro, por lo general son tratados con fisioterapia. Su fisioterapeuta podrá:

  • Adaptar un plan de tratamiento para su recuperación
  • Diseñar ejercicios específicos de fortalecimiento del hombro, como la rotación externa y ejercicios de rotación interna, para ayudar a equilibrar la musculatura y disminuir la presión en el labrum glenoideo
  • Diseñar ejercicios de estiramiento
  • Realizar terapia manual para disminuir el dolor y mejorar el movimiento
  • Aplicar hielo
  • Educarle acerca de posiciones o actividades a evitar

En los casos más graves, cuando los tratamientos conservadores no son capaces de aliviar completamente los síntomas de un desgarro del labrum, la cirugía puede ser necesaria para volver a conectar el labrum desgarrado.

Reparación quirúrgica del labrum glenoideo

Después de la cirugía, su fisioterapeuta le mostrará cómo volver poco a poco y de forma segura a sus actividades diarias.

Un labrum quirúrgicamente reparado tarda de 9 a 12 meses en curarse completamente. Inmediatamente después de la reparación, se debe evitar poner tensión excesiva o presión en el labrum. Su fisioterapeuta está capacitado para introducirle gradualmente los ejercicios de una manera segura, para que pueda regresar a sus actividades habituales sin necesidad de volver a lesionar los tejidos reparados.

 

Referencias

Mazzocca AD, Cote MP, Solovyova O, et al. Traumatic shoulder instability involving anterior, inferior, and posterior labral injury: a prospective clinical evaluation of arthroscopic repair of 270° labral tears. Am J Sports Med. 2011;39:1687-1696.  

Dodson CC, Altchek DW. SLAP lesions: an update on recognition and treatment. J Orthop Sports Phys Ther. 2009;39:71-80. 

Keener JD, Brophy RH. Superior labral tears of the shoulder: pathogenesis, evaluation, and treatment. J Am Acad Orthop Surg. 2009;17:627-637. 

 

¿Quieres más? Apúntate y recibe gratis contenidos semanales sobre fisioterapia

* campos requeridos
¿Eres fisioterapeuta? *

© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal