¿Qué es un esguince de tobillo?

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2013-07-23 08:49:58

 

Los esguinces son lesiones en los ligamentos, las "bandas" que sostienen las articulaciones entre sí. Los esguinces de tobillo se producen cuando el pie gira o se tuerce más allá de su rango normal de movimiento, haciendo que los ligamentos se sobreestiren. Si la fuerza es demasiado fuerte, los ligamentos pueden desgarrarse.

Un esguince de tobillo puede variar de leve a grave, dependiendo de lo dañado que esté el ligamento o de cuántos ligamentos están lesionados. Un esguince de tobillo se puede clasificar en tres grados (de 1 a 3) dependiendo de la lesión del ligamento. Un esguince de grado 1 es leve, grado 2 es moderado, y el grado 3 es grave.

Los esguinces de tobillo también se clasifican como agudos, crónicos o recurrentes:

  • Un esguince agudo es aquel que se ha producido recientemente, por lo general dentro de las últimas semanas, y se encuentra en una etapa activa de la curación.
  • Un esguince crónico sigue causando síntomas más allá del tiempo normal de recuperación.
  • Un esguince recurrente es aquel que ocurre con facilidad y con frecuencia, por lo general con sólo una fuerza mínima.

Cada día, más de 25.000 personas sufren un esguince de tobillo. Puede ocurrir al apoyar mal el pie tras un salto, practicando algún deporte, caminando por terreno irregular, durante actividades físicas, etc.

Síntomas y Signos de un Esguince de tobillo

Con un esguince agudo de tobillo es posible que note:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Incapacidad para apoyar el pie

En la mayoría de los esguinces de tobillo, se siente el dolor de inmediato en el lugar de la rotura o lesión del ligamento. A menudo, el tobillo empieza a hincharse de inmediato y aparecen edemas.

En los esguinces más graves, es posible que escuche o sienta la rotura, junto con un "pop" o "chasquido". Por lo general, cuanto más dolor e inflamación más grave es el esguince de tobillo y más tiempo de recuperación se necesitará.

 

¿Cómo se diagnostica un esguince de tobillo?

Por lo general, una evaluación completa realizada por su fisioterapeuta o médico será suficiente para determinar si existe un esguince de tobillo. Las pruebas manuales se utilizan para determinar la estabilidad y el rango de movimiento de la articulación. En algunos casos, puede sr necesario realizar una radiografía para descartar fisuras o fracturas. En los esguinces de tobillo muy graves, a veces es necesaria una resonancia magnética.

¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?

Primeras 24-48h

Durante las primeras 24 a 48 horas después de la lesión, los esguinces de tobillo por lo general son tratados con el protocolo RICE, las siglas inglesas de: Rest (descanso), Ice (hielo), Compression (compresión), Elevation (elevación). Su fisioterapeuta le explicará cómo aplicar el hielo (por lo general 10 minutos varias veces al día) y si es necesario realizar un vendaje funcional o tape. También le puede aconsejar el uso de unas muletas para no apoyar el peso en el tobillo lesionado, si tiene dudas de cómo usarlas consulte el siguiente enlace: “Como Caminar con Muletas de Forma Segura”

Inicio del programa de fisioterapia

El objetivo principal de su fisioterapeuta es que pueda volver a sus actividades de la vida diaria lo antes posible y en las mejores condiciones posibles. Si no se realiza un programa de fisioterapia, pueden aparecer complicaciones como pérdida de movimiento, dolor crónico, inflamación o inestabilidad articular.

El tratamiento puede incluir:

  • Terapia analgésica y antiinflamatoria
  • Ejercicios para aumentar el rango de movimiento: la inflamación y el dolor puede limitar la movilidad del tobillo. Su fisioterapeuta le enseñará a hacer ejercicios de forma segura para recuperar el movimiento completo del tobillo.
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular: la debilidad de los músculos del tobillo pueden causar inestabilidad articular a largo plazo y nuevas lesiones. Su fisioterapeuta puede determinar qué ejercicios de fortalecimiento son los más adecuados en base a la gravedad de su lesión y la fase de su recuperación.
  • Ejercicios de propiocepción: son ejercicios de equilibrio y coordinación especializados que ayudan a los músculos a "aprender" para responder a los cambios en su entorno, tales como superficies inestables o irregulares. Estos ejercicios se suelen iniciar cuando se puede apoyar el pie sin dolor. Su fisioterapeuta le puede prescribir estos ejercicios para ayudarle a volver a sus actividades normales.

  • Entrenamiento funcional específico: dependiendo del trabajo o deporte que practique, puede que necesite un programa específico de fisioterapia para volver a la actividad. Su fisioterapeuta puede desarrollar este programa teniendo en cuenta todos sus objetivos y demandas, teniendo en cuenta su lesión.

 

Referencias

Gupta R, Calozzo VJ, Skinner HB. Basic science in orthopedic surgery. In: Skinner H, ed. CURRENT Diagnosis & Treatment in Orthopedics. The McGraw-Hill Companies; 2006;chap 1.

Koenig MD. Foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. Philadelphia. Saudners, an imprint of Elsevier. 2010;chap 25.

 

© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal