¿Qué es la Pubalgia?

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2013-05-09 11:06:50

 

La pubalgia también conocida como osteopatía dinámica de pubis, entesitis pubiana o dolor en la ingle, es un síndrome doloroso que abarca varias patologías de la zona del pubis. Las causas más comunes de la pubalgia en los deportistas son: las distensiones y/o roturas musculares, las tendinopatías, las lesiones de ligamento y los desequilibrios entre las cadenas musculares del tronco y de las extremidades.

Pubalgia

Normalmente, las lesiones musculares del pubis se producen en los músculos de la cara interna del muslo (aductores) cerca del hueso púbico o en la parte anterior del muslo. Aunque es más común en los deportistas, estas lesiones pueden aparecer durante cualquier tipo de movimiento forzado de la pierna, como saltar, levantar la pierna, al bailar o al cambiar de dirección bruscamente al correr. Otra causa común de la pubalgia es la hipersolicitación de la musculatura, normalmente debida a sobresfuerzos repetitivos o al aumento de la carga de trabajo en los entrenamientos, que generan microtraumatismos en los tejidos y un efecto de tracción sobre la sínfisis púbica.

Estas lesiones en la zona del pubis, representan el 10% de todas las lesiones de hockey y el 5% de todas las lesiones en el fútbol.

Los fisioterapeutas tratan la pubalgia reduciendo el dolor y ayudando a los pacientes a mejorar la fuerza muscular, la movilidad de la pierna y aumentando la velocidad de recuperación.

Signos y Síntomas de la Pubalgia

Las distensiones musculares y la rotura de las fibras musculares, pueden provocar hemorragia y hematomas. Tras la lesión, pueden aparecer los siguientes síntomas y signos en la zona lesionada:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Rigidez
  • Hematomas
  • Debilidad muscular en la pierna al caminar, subir escaleras, etc
  • Cojera al caminar
  • Dificultad para realizar las actividades de la vida diaria que requieren estar de pie o caminar

La pubalgia puede aparecer inmediatamente después de una lesión, o de forma gradual durante un período de semanas o incluso meses. El dolor se puede agravar por el uso continuado de la zona lesionada.

¿Cómo se diagnostica la Pubalgia?

Su fisioterapeuta:

  • Llevará  a cabo una evaluación exhaustiva, que incluye una revisión detallada de su lesión, sus síntomas y su historia clínica.
  • Realizará pruebas especiales para ayudar a determinar si usted tiene una lesión en la ingle o el pubis.
  • Puede usar pruebas adicionales para evaluar posibles daños a otras partes de su cuerpo, como la cadera o la zona lumbar.

Para proporcionar un diagnóstico definitivo, el fisioterapeuta puede colaborar con su médico. El médico puede ordenar otras pruebas, como una resonancia magnética (RMN) o una radiografía para confirmar el diagnóstico y descartar otros posibles daños.

¿Cómo puede ayudarle la fisioterapia?

Su fisioterapeuta diseñará un programa específico de tratamiento para acelerar su recuperación. Este programa incluye ejercicios y tratamientos que usted puede hacer en casa para ayudarle a volver a su estilo de vida y actividades normales.

Las primeras 24-48 horas

Su fisioterapeuta le puede aconsejar:

  • Descansar la zona evitando caminar o cualquier actividad que cause dolor. En algunos casos se puede indicar el uso de muletas.
  • Aplicar hielo en el área durante 15 - 20 minutos cada 2 horas.
  • Comprimir el área con un vendaje elástico.
  • Consultar con un médico para realizar pruebas complementarias o recetar medicación (en caso necesario).

Reducir el dolor

Su fisioterapeuta puede utilizar diferentes tipos de tratamientos y técnicas para controlar y reducir el dolor, como por ejemplo, la terapia manual, la masoterapia, electroterapia, ejercicios terapéuticos, etc.

Mejorar la movilidad

Su fisioterapeuta puede elegir actividades y tratamientos específicos para ayudarle a restaurar el movimiento normal en la pierna y la cadera. Se puede empezar con movilizaciones pasivas que el fisioterapeuta realiza para mover suavemente la pierna y la cadera, y progresar a ejercicios activos y estiramientos que realizará usted mismo.

Mejorar la fuerza

Su fisioterapeuta escogerá y le enseñará los ejercicios adecuados a cada fase de la recuperación, para restablecer progresivamente la fuerza y la movilidad. Estos ejercicios pueden incluir el uso de pesas, bandas elásticas y equipos de ejercicio cardiovascular como cintas de correr y bicicletas.

Regreso a la actividad

Su fisioterapeuta colaborará con usted para decidir sobre los objetivos de recuperación, incluyendo su regreso al trabajo o el deporte, y el diseño de su programa de tratamiento para ayudarle a alcanzar esas metas de la forma más segura, más rápida y más eficaz posible.

Prevención

Su fisioterapeuta puede recomendarle un programa de ejercicios en casa para fortalecer y estirar los músculos de la cadera, muslo y abdomen para ayudarle a prevenir en el futuro una nueva lesión en el pubis. Se pueden incluir ejercicios de fuerza y de flexibilidad para la pierna, la cadera y los abdominales.

Si la cirugía es necesaria…

La cirugía rara vez es necesaria en el caso de la pubalgia, pero si un músculo está completamente roto y requiere reparación quirúrgica, su fisioterapeuta le ayudará a minimizar el dolor, restaurar el movimiento y la fuerza, y volver a sus actividades normales de la forma más rápida posible después de la cirugía.

¿Puede prevenirse la Pubalgia?

Los siguientes consejos pueden ayudarle a prevenir la pubalgia:

  • Aumente la intensidad de la actividad o del deporte poco a poco, no de golpe. Evite realizar cargas de trabajo excesivas en los entrenamientos y siga un programa de entrenamiento progresivo.
  • Siempre caliente antes de comenzar un deporte o un ejercicio físico intenso.
  • Siga un programa de ejercicios de fuerza y de flexibilidad para mantener una buena condición física durante todo el año.
  • Use calzado bien adaptado y en buenas condiciones.

 

Referencias

Atkins JM, Taylor JC, Kane SF. Acute and overuse injuries of the abdomen and groin in athletes. Curr Sports Med Rep. 2010;9:115–120.

Holmich P, Larsen K, Krogsgaard K, Gluud C. Exercise program for prevention of groin pain in football players: a cluster-randomized trial. Scand J Med Sci Sports. 2010;20:814–821. 

Hureibi KA, McLatchie GR. Groin pain in athletes.Scott Med J. 2010;55:8–11.

 


© Solofisio.com 2014 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal