¿Qué es el Síndrome Femoropatelar?

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2012-05-25 13:56:57

 

El síndrome femoropatelar (SFP) o condromalacia rotuliana es el reblandecimiento y descomposición del tejido (cartílago) que recubre la parte inferior de la rótula. El cartílago rotuliano es un amortiguador natural y ayuda a la correcta movilidad de la articulación de la rodilla, reduciendo la fricción entre el fémur y la rótula.

El SFP es uno de los tipos más comunes de dolor en la rodilla, sobre todo entre deportistas, adolescentes activos, adultos y en las personas con trabajos físicamente exigentes. El síndrome femoropatelar afecta más a las mujeres y representa el 20%-25% de las consultas recibidas por dolor en la rodilla.

síndrome femoropatelar, Fisioterapia, Fisioterapeuta

Síntomas y Signos del Síndrome Femoropatelar

El síntoma más común del SFP es el dolor anterior en la rodilla. Existen 4 grados o fases de la lesión, siendo el grado 4 el más grave. El síndrome femoropatelar causa generalmente:

  • Dolor en la cara anterior de la rodilla
  • Sensación de rozamiento o fricción cuando se flexiona o estira la rodilla
  • Sensibilidad en la rodilla
  • Inflamación

Este dolor se puede agravar cuando:

  • Se suben o bajan escaleras
  • Al arrodillarse o ponerse de cuclillas
  • Cuando se está sentado con la rodilla doblada durante mucho tiempo

¿Cuáles son las causas del Síndrome Femoropatelar?

La degeneración del cartílago aparece cuando la rótula no se desplaza correctamente y roza contra la parte inferior del fémur. Este mal desplazamiento de la rótula puede ser debido a:

  • Una mala alineación de la rótula
  • Desviación del eje femoro-tibial. Los jóvenes con genu valgo (rodillas en X) tienen tendencia a sufrir esta lesión.
  • Rigidez o debilidad de los músculos del muslo. El cuádriceps actúa como estabilizador de la articulación de la rodilla. Su debilidad o atrofia compromete en muchas ocasiones la correcta alineación de la rótula.
  • Lesión traumática en la rótula (fractura, luxación)
  • Sobreuso y estrés de la articulación de la rodilla en la actividad laboral o deportiva (correr, saltar, danza, esquí, fútbol, etc)
  • Pies planos
  • Procesos degenerativos de la rodilla (artrosis, artritis)

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Edad. El síndrome femoropatelar afecta típicamente a adolescentes y adultos jóvenes. Las lesiones de rodilla en las personas de edad avanzada está normalmente relacionadas con problemas degenerativos como la artritis.

  • Sexo. Las mujeres son más propensas a sufrir esta lesión. Puede estar relacionado con el aumento del ángulo entre la pelvis (más amplia en las mujeres) y la articulación de la rodilla.

  • Algunos deportes. Los deportes que impliquen correr o saltar pueden suponer un estrés extra en la rodilla, especialmente si se han incrementado recientemente las sesiones de entrenamiento. También es muy común entre ciclistas debido al movimiento de flexión-extensión continuo de la rodilla.

  • Lesiones anteriores. Las personas que hayan sufrido fracturas o luxaciones de rótula son más propensas a sufrir esta lesión.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome Femoropatelar?

Para ayudar a determinar la causa del dolor en la rodilla, es necesario realizar una historia clínica y una exploración física completa. Normalmente, el dolor aparece al forzar la flexión de la rodilla y al mover la rótula cuando la rodilla está extendida. Es importante observar si existe una correcta alineación de la rótula o si hay alguna atrofia muscular.

Además, podremos solicitar las siguientes pruebas para orientar nuestro diagnóstico:

  • Radiografia. Suele ser normal, aunque pueden aparecer signos de desgaste óseo.
  • Tomografía axial computerizada (TAC)
  • Resonancia magnética nuclear (RMN)

¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?

La fisioterapia es un tratamiento eficaz para la mayoría de los casos de síndrome femoropatelar, sobre todo en las fases tempranas de la lesión. También es recomendable para aquellos pacientes que hayan sido operados.

Los objetivos del tratamiento de fisioterapia variarán en función del grado de lesión y síntomas que tenga el paciente. Tras la historia clínica y la exploración física, su fisioterapeuta decidirá cuál es el tratamiento más adecuado para usted. En general, el tratamiento de fisioterapia irá enfocado a reducir el dolor de la rodilla en una primera fase, y a potenciación de la musculatura y prevención en la segunda fase. Si usted es deportista, es recomendable que busque actividades alternativas durante el tratamiento, como por ejemplo la natación.

La base del tratamiento de fisioterapia para el SFP son los ejercicios terapéuticos destinados a recuperar la fuerza y el equilibrio de la musculatura que actúa sobre la rodilla.

Existen diversas técnicas que su fisioterapeuta podrá utilizar para realizar el tratamiento. Algunas de las técnicas empleadas son:

  • Electroterapia analgésica y antiinflamatoria
  • Ejercicios de potenciación muscular (cuádriceps e isquiotibiales)
  • Hidroterapia
  • Ejercicios de propiocepción
  • Estiramientos pasivos y activos
  • Masoterapia
  • Crioterapia (aplicación de hielo)

síndrome femoropatelar, Fisioterapia, Fisioterapeuta

Los deportistas que quieran volver a la actividad tras las sesiones de fisioterapia, deberán evaluar todos los factores que implique su deporte. En ocasiones, su fisioterapeuta le recomendará usar férulas o vendajes funcionales (tape) de forma temporal. El vendaje debe ser realizado y revisado siempre por un fisioterapeuta.

¿Puede prevenirse el Síndrome Femoropatelar?

En muchas ocasiones el dolor en la rodilla se puede evitar. Estos son varios consejos que pueden ayudarle a olvidar el dolor de rodilla:

  • Mantenga un buen tono muscular. Un cuádriceps fuerte ayuda a estabilizar la rodilla durante la actividad deportiva o laboral.
  • Pierda peso. Si tiene sobrepeso, perder peso le ayudará a reducir la carga y el estrés en sus rodillas.
  • Realice un buen calentamiento. Antes de cualquier actividad intensa, caliente al menos 5 minutos.
  • Estire bien la musculatura. Mejore la flexibilidad de la musculatura y evite sobrecargas musculares con estiramientos suaves después de la actividad.
  • Revise su técnica. Revise su forma de correr o saltar con su fisioterapeuta.
  • Incremente la intensidad gradualmente. Evite cambios repentinos y cargas excesivas en sus entrenamientos.
  • Revise su calzado deportivo. Es importante utilizar calzado con buena amortiguación.
  • Plantillas. Si un estudio biomecánico lo evidencia, las plantillas adaptadas pueden ayudar a mejorar el apoyo y la distribución de las cargas.

 

Referencias

Bizzini M, Childs JD, Piva SR, Delitto A. Systematic review of the quality of randomized controlled trials for patellofemoral pain syndrome. J Ortho Sports Phys Ther. 2003;33:4–20.

Crossley K, Bennell K, Green S, et al. Physical therapy for patellofemoral pain: a randomized, double-blinded, placebo-controlled trial. Am J Sports Med. 2002;30:857–865.

Davis IS, Powers CM. Patellofemoral pain syndrome: proximal, distal and local factors, an international retreat, April 30-May 2, 2009, Fells Point, Baltimore, MD. J Orthop Sports Phys Ther. 2010;40:A1–A16.

Dixit S, DiFiori JP, Burton M, Mines B. Management of patellofemoral pain syndrome. Am Fam Physician.2007;75:194–202.

 

¿Quieres más? Apúntate y recibe gratis contenidos semanales sobre fisioterapia

* campos requeridos
¿Eres fisioterapeuta? *

© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal