Hablamos de Fisioterapia Uro-ginecológica con Mercedes Blanquet

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2012-11-26 12:48:47

 

En Solofisio.com, creemos que la fisioterapia uro-ginecológica es una gran desconocida por gran parte de la población y nos gustaría, con esta entrevista a Mercedes Blanquet, una de las profesionales más reconocidas de la especialidad, contribuir a la divulgación de esta disciplina de la fisioterapia y acercarla un poco más a pacientes, usuarios y usuarias.

Entrevista Mercedes Blanquet Fisioterapia Uro-ginecológica - Solofisio.com

¿Podríamos explicar brevemente  en qué consiste la fisioterapia uro-ginecológica?

MB - La Uro-ginecología es una especialidad dentro de la fisioterapia que engloba el tratamiento con fisioterapia de las disfunciones urológicas, bien sean del hombre o de la mujer, y de las disfunciones que afectan a la esfera ginecológica.

¿Cuáles son los ámbitos de actuación del fisioterapeuta especialista en uro-ginecología y en qué tipo de patologías está indicada?

MB - En el hombre, podríamos decir que engloba fundamentalmente la  incontinencia por problemas prostáticos. En la mujer, pueden tratarse problemas urológicos como: la incontinencia, ya sea incontinencia urinaria de esfuerzo, de urgencia o mixta; las patologías como prolapsos, que son descensos viscerales que padecen algunas mujeres, provocados por un postparto o por otras causas; la fisioterapia gíneco-obstétrica agruparía tanto la recuperación postparto como el preparto y la fisio-sexología. Éstos serían los campos en los que esta especialidad tendría un papel importante dentro de lo que es la disfunción del suelo pélvico y su reeducación.

De todas estas patologías mencionadas, ¿cuáles realmente obtienen más beneficios con la fisioterapia?

MB - Los beneficios de la fisioterapia uro-ginecológica son muchos y la especialidad cobra especial importancia siempre que, ante una patología determinada, exista la posibilidad de un tratamiento conservador. Algunas de las patologías comentadas anteriormente tienen tratamiento farmacológico o quirúrgico, pero deberían ir siempre acompañados de una reeducación del suelo pélvico, con técnicas de electro-estimulación o técnicas que trabajen adecuadamente los hábitos de micción.

 En el caso del hombre, por ejemplo, estaría indicada para el abordaje de secuelas de cirugías de la próstata. Aunque estas cirugías cada vez están más avanzadas, todavía hay algunos casos en los que hay secuelas como incontinencias o impotencias funcionales.

 La base realmente es que exista una buena musculatura. Una buena conducta vesical, más capacidad de llenado y de vaciado de la vejiga. En definitiva, que tenga la capacidad de acomodarse al máximo.

¿Y cuándo es el momento en que la fisioterapia puede ayudar?

MB - Por ejemplo, ante una incontinencia de urgencia en la mujer, con un deseo miccional imperioso, el hecho de poder trabajar el suelo pélvico entrenando a la paciente para que sepa hacer contracciones muy rápidas de los músculos adecuados puede hacer que este deseo descienda y esto mejorará los síntomas.

Hay pacientes que sin duda son candidatos a una cirugía pero es necesario que antes hayan pasado por una fisioterapia, ya sea tanto para posponer esta cirugía como para preparar el suelo pélvico de forma adecuada y esto ayudará a que aumente el éxito de la recuperación post-quirúrgica.

Fisioterapia y embarazo

Hemos hablado fundamentalmente de estos beneficios en las incontinencias pero antes también has mencionado el postparto y el preparto.

¿Qué ventajas les supone a las mujeres la fisioterapia en los procesos fisiológicos que giran alrededor del parto?

MB - En los años ‘60 un equipo de Fisioterapeutas y ginecólogos estudiaron por qué las mujeres que daban a luz por primera vez tenían tanto miedo al parto. Y empezaron a trabajar conjuntamente. La fisioterapia por aquel entonces era una profesión desconocida y poco madura y las comadronas, que eran las que estaban más próximas a la mujer durante casi todo el proceso, fueron llenando los vacíos que había entorno a la preparación al parto: la parte más informativa en relación a los hábitos de la embarazada, la lactancia, el recién nacido, los cuidados de la madre en el postparto y la parte más física, que correspondería a los fisioterapeutas que aunque lo trabajaron inicialmente, no se acabaron de vincular con ella.

Las comadronas, acompañan a las mujeres durante el preparto, el parto y el postparto. Las comadronas son las más indicadas para ayudar en la parte que podríamos llamar de educación maternal y que incluye toda la información que se debe dar sobre esta etapa. Pero si nos centramos en los cambios físicos, en relación a todas las modificaciones osteo-musculares de la mujer durante este período para que lleguen en las mejores condiciones al parto, el profesional más preparado para trabajar todas estas zonas, desde el punto de vista muscular, es el fisioterapeuta. Una buena preparación de toda la musculatura del suelo pélvico y la canalización de los pujos ayuda a un parto más rápido y fácil.

Fisioterapia Uro-ginecológica, Suelo Pélvico, embarazo, parto

Concretamente, ¿que es lo que se debería trabajar a nivel muscular en una preparación al parto?

MB - Lo más habitual en nuestro entorno es que el parto sea hospitalario y, generalmente, sin dolor. Con la anestesia epidural se pierde la sensibilidad y la capacidad de dar órdenes a todos los músculos desde un determinado nivel hacia abajo. Si no se conocen previamente todos los grupos musculares implicados en el pujo y cómo trabajarlos, será muy difícil hacerlo en el momento del parto y bajo la acción de la epidural. Los fisioterapeutas pueden guiar en el proceso de este aprendizaje previo y enseñar cómo trabajar la musculatura que va a participar en el parto. Pueden ayudar a conocer el canal para pujar y a canalizar todo el pujo a través de la apófisis xifoides esternal, (la parte inferior del hueso que une las costillas al centro del pecho), sobre la que la mujer mantiene el control en una epidural.

¿Incorporar al Fisioterapeuta, como parte del equipo, en las clases de preparación al parto que ejercen las comadronas puede aportar algún beneficio?

MB - Diría que todos. De hecho, mi experiencia como especialista en fisioterapia del suelo pélvico y obstétrica, trabajando en las preparaciones al parto con equipos multidisciplinares de fisioterapeutas y comadronas,  es más que positiva. La iniciativa que se lleva a cabo en la Clínica Sant Josep de Manresa –Mebstudio®- da muy buenos resultados.  Aún no hay datos concluyentes y significativos para poder comparar estos resultados, pues Mebstudio® sólo lleva un año en funcionamiento, pero tanto los equipos médicos como las pacientes están muy satisfechos con la iniciativa.

¿Y es recomendable hacer sesiones postparto de forma inmediata y en todos los casos?

MB - Hay que hacer una valoración inicial del abdomen y del suelo pélvico. Es importante saber cómo ha quedado esta paciente después del parto y cuáles serán las necesidades para su recuperación.

Siempre se habla del parto como una agresión para este suelo pélvico. Pero ¿y las mujeres a las que se les ha indicado una cesárea?

MB - Si bien estas mujeres no han pujado en el parto y no han sufrido la “agresión” mecánica sobre el suelo pélvico que el parto representa, es cierto que después de una cesárea, el suelo pélvico ha sido sometido a la presión de los nueve meses del embarazo y queda una cicatriz abdominal. Esta cicatriz con el tiempo crea unas adherencias y esto acaba condicionando una menor movilidad vesical, lo que afecta a las capacidades de llenado y vaciado de la vejiga.

Si volvemos a la fisioterapia del suelo pélvico en general, ¿todo el mundo con estas patologías/problemas  puede someterse a un tratamiento  o existen contraindicaciones?

MB - No existe ninguna contraindicación. Puede que el paciente no sea un buen candidato al tratamiento con fisioterapia, pero no está contraindicado propiamente. En la patología urológica, por ejemplo, los beneficios de la fisioterapia van a variar en función del diagnóstico. Se pueden esperar grandes beneficios en algunos casos y más bien escasos o nulos, en otros. Por ejemplo, en patología neurológica, será difícil; en una  lesión medular, será imposible que la fisioterapia uro-ginecológica suponga alguna ventaja. Y siempre está indicada, eso sí, como tratamiento conservador y previo a la cirugía. No como preparación a ésta, que sería lo ideal, sino como tratamiento previo y conservador, antes de una indicación quirúrgica. 

Algunos especialistas de referencia en el campo del suelo pélvico, antes abogaban por la cirugía ante una incontinencia, ahora, son partidarios, en primer lugar, de indicación de una educación de suelo pélvico y dejar la cirugía como último recurso. Además, al igual que una lesión muscular, si independientemente de llegar a una cirugía o no, se entrena esta parte muscular, la recuperación siempre será mejor, aunque, lamentablemente, no siempre la indicación de tratamiento con fisioterapia se hace con esta intención. 

¿Cuáles son los grupos de personas con mayor factor de riesgo para sufrir patologías o disfunciones del suelo pélvico?

MB - La mujer, de forma indiscutible, por su propio sistema anatómico. El suelo pélvico de la mujer es un sistema que tendrá que concebir y parir algún día, por lo que tiene que ser un sistema abierto. Este sistema abierto implica fallos de mecánica.

Los prolapsos, en la mujer, son frecuentes a causa de este “sistema abierto”. En los hombres, los prolapsos son muy raros.

La mujer, de hecho, tiene muchos riesgos. Ya no sólo por el propio embarazo, sino también por el parto. Hay partos más o menos traumáticos que también influyen en este suelo pélvico. Después del parto, no suele haber, en general, cultura de hacer una buena recuperación posparto. En otros países, como Francia, está totalmente sistematizada y el fisioterapeuta está implicado en el preparto y en el postparto. E incluso el tratamiento queda cubierto por el sistema de sanidad pública.

Posteriormente, con la menopausia, todos los cambios hormonales afectan de pleno al tejido conjuntivo y, por lo tanto, todos estos cambios en la elasticidad y el tono de los tejidos se traducen en una base que favorece estos prolapsos.

Suelo Pélvico y Mujeres Deportistas

Hablando de un mayor riesgo para las mujeres, últimamente han aparecido varios estudios que demuestran aún mayor riesgo de sufrir incontinencia de esfuerzo en el caso de mujeres deportistas

¿Cómo deben, las mujeres, prepararse para el deporte? ¿Castiga mucho el deporte este suelo pélvico?

MB - Cualquier deportista, si no prepara su cuerpo adecuadamente para el ejercicio que va a realizar, corre el riesgo de lesionarse. Sin un entrenamiento adecuado, o si, en este caso una mujer, no se prepara para una gestualidad determinada, el movimiento puede ser lesivo. Igual que podemos lesionarnos un ligamento de una extremidad, podemos lesionarnos o castigar el suelo pélvico. De hecho, son músculos y ligamentos.

Si, por el contrario, se trabajan bien las presiones intra-abdominales, se realiza un buen entrenamiento y una buena preparación, no tiene por qué haber ningún problema.

Hemos hablado de mujeres deportistas y de recuperación postparto. Pero, y las mujeres a quienes gusta hacer deporte o son deportistas… ¿Cuándo se recomienda que empiecen a retomar el deporte después de un parto?

MB - De hecho, lo recomendable es esperar a que el ginecólogo indique que todo está correcto, generalmente pasada la cuarentena. Y es entonces cuando se puede empezar a hacer ejercicio, aunque siempre bajo el control de un profesional.

Ahora, los profesionales de INEF, conocen muy bien la anatomía y la importancia de hacer los ejercicios en fase de espiración. Y si, además, se contrae el periné, mucho mejor. Hay algunas corrientes que hablan de realizar determinados ejercicios en el postparto. Lo más importante es ponerse en manos de un buen profesional que conozca los riesgos de las malas prácticas y que oriente para evitar las apneas durante los esfuerzos.

De hecho, no le prestamos la atención que se merece pero casi diría que lo más importante es saber realizar una buena respiración ante cualquier ejercicio.

¿Crees que es necesario realizar sesiones de fisioterapia preventivas en los grupos de riesgo? ¿En cuáles?

MB - Sí, es necesario hacer prevención. Casi debería de ser un legado de madres a hijas. Si fuera así, descendería mucho la incontinencia de esfuerzo.

En concreto, se debería proponer a los hombres, cuando se someten a una cirugía prostática. Y, a la mujer, en el postparto, o, si no ha hecho nada antes, en la perimenopausia. Serían los dos grandes momentos en que hay que poner especial énfasis en la prevención.

Disfunciones y tabús...

Durante muchos años, los problemas o disfunciones del aparato uro-ginecológico ha sido un tabú para muchas mujeres y para la sociedad en general.

¿Existe, ahora, una mayor concienciación social sobre los beneficios del tratamiento de fisioterapia? ¿Cuál es tu experiencia?

MB - Hay que decir que se ha avanzado mucho. El Suelo Pélvico antes era tabú y un gran desconocido, mientras que ahora, hablar de Kegel o de las bolas chinas ya no es inusual. Una de mis grandes prioridades ha sido la divulgación de la importancia de la fisioterapia del suelo pélvico. Hacer llegar el mensaje, hacerlo comprensible. Contribuir a que la fisioterapia esté en la mente de todos los pacientes como lo está en la del médico o la comadrona.

También ha contribuido a esto el mayor conocimiento del suelo pélvico por parte de la población y el hecho de que, todo el colectivo sanitario, progresivamente, ha ido teniendo una conciencia más clara de la importancia de cuidar este suelo pélvico.

Aunque es menos habitual, en el hombre, también pueden aparecer disfunciones urinarias o fecales. En este caso, ¿el tratamiento de fisioterapia es igual de efectivo que en las mujeres? ¿Qué diferencias existen? ¿Están igual de receptivos que las mujeres a recibir estos tratamientos o, por el contrario, tienen más tabús?

MB - No. No es igual de efectivo. En los hombres y, en el caso de la incontinencia, el tratamiento es fundamentalmente quirúrgico, pues la fisioterapia puede ayudar poco. Sí, es verdad que cuando un hombre sufre esta incontinencia, ya sea previamente a la cirugía o como tratamiento de recuperación postquirúrgico, recibe muy bien y está muy receptivo al tratamiento con fisioterapia. A pesar de que se trata de un tratamiento molesto ya que se realiza por vía rectal.

Técnicas en Fisioterapia Uro-ginecológica

Hemos hablado de algunas patologías en  hombres y mujeres y de los beneficios de la fisioterapia del aparato uro-ginecológico en determinados casos y en los que no hay indicación.

Cuando hablamos de fisioterapia de suelo pélvico, hay la tendencia a pensar que todo el tratamiento se dirige a la zona uro-genital y puede que, por desconocimiento, esto frene a algún paciente que podría estar interesado.

¿Podríamos hablar de aquellos métodos o técnicas que se utilizan en esta especialidad?

MB - Es cierto que hay la tendencia a creer que todo el tratamiento está focalizado en el área uro-genital y no es así. Hay por ejemplo técnicas de Fisioterapia miofascial. Se trata de técnicas manuales que se aplican al abdomen o a nivel del cóccix para que las fascias, estructuras ligamentosas que sostienen vísceras como la vejiga y que han perdido el movimiento, lo recuperen, para que retorne la movilidad. Hay técnicas que estimulan fibroblastos que recuperan su capacidad de contracción. Estas mismas técnicas también pueden dirigirse, de forma indirecta, a las vísceras. Se trata, pues, tal vez, de las técnicas más novedosas en cuanto a fisioterapia del suelo pélvico.

Libro: Fisioterapia en las Disfunciones sexuales femeninas

Si estas patologías descritas hasta ahora no se tratan de forma adecuada, los problemas derivados o las secuelas pueden ser graves y condicionar la vida de los pacientes. Ahí radica también la importancia de vencer estos tabúes. Uno de los problemas que pueden darse son disfunciones sexuales femeninas y de eso trata tu libro Fisioterapia en las disfunciones sexuales femeninas, que es una guía práctica para los fisioterapeutas  interesados en esta especialidad.

Fisioterapia en las disfunciones sexuales Mercedes Blanquet

¿Cuál es el objetivo de este libro? ¿Se trata de una lectura especializada? ¿Qué pueden encontrar, en él, los fisioterapeutas?

MB - Se trata de un monográfico que escribí con fines docentes, como apoyo para mis alumnos y alumnas que se formaban en esta disciplina. Así que es un monográfico muy especializado y orientado a técnicas de fisioterapia.

¿Podrías explicar, en un tono más divulgativo,  cómo la fisioterapia puede ayudar en las disfunciones sexuales femeninas?

MB - Básicamente, las disfunciones sexuales que aborda la fisioterapia del suelo pélvico son el vaginismo, la anorgasmia y la dispareunia. Lo que traducido sería la incapacidad para mantener relaciones sexuales a causa de espasmos o contracciones involuntarias de la vagina que dificultan la penetración, incapacidad para el orgasmo y dolor al mantener relaciones sexuales.

Vamos a suponer que cualquiera de estos problemas tiene una causa psicológica y la paciente va al psicólogo por ese motivo. Al margen del tratamiento psicológico, que es necesario, debemos trabajar la huella orgánica del problema. Hay que tratar las adherencias, la rigidez de la pelvis, porque si no, corremos el riesgo de que el tratamiento psicológico no sea suficiente. Y al revés, si orgánicamente tengo un problema que me causa dolor y no lo abordo, posiblemente acabaré con un problema psicológico. De ahí que se deban coordinar ambos tratamientos.

El tratamiento de la incontinencia de esfuerzo fue el que dio pie a los  tratamientos de la disfunción sexual. Pues se vio que cuando se mejoraba el tono muscular y la actividad sanguínea, las pacientes también explicaban notar una mejoría en su esfera sexual.

Y volvemos siempre a lo mismo: lo más importante es ponerse en manos de un buen especialista.

Especialidades de Fisioterapia

Hablando de especialización, sabemos que las especialidades en Fisioterapia no existen como tales… aunque parece que hay una fuerte corriente a favor de este avance en la profesión. Desde SoloFisio.com creemos que las especialidades de fisioterapia son necesarias para ofrecer una mayor calidad en el servicio a nuestros pacientes,

¿Cuál es tu opinión? Y como docente ¿crees que la oferta de máster y postgrado de esta especialidad, en nuestro país, es apropiada? 

MB - De hecho, creo que la formación que se imparte dentro del, ahora, grado de fisioterapia, es adecuada pero haría falta un máster oficial para la especialización. Creo que la FUB-UAB está trabajando en esa dirección. Incluso a nivel de formación continuada, hay bastante oferta pero, tal vez, faltaría entroncarla y concentrarla, para asegurar que algunos aspectos fundamentales queden integrados en ella. En definitiva, estructurarla de manera que la administración se asegurara que la materia se imparte en su totalidad. Básicamente, sería importante una regulación.

¿Cuál crees que será el futuro de esta especialidad en cuanto a tratamientos y avances?

MB - El futuro de la especialidad precisa y necesariamente lo veo pasando por una especialización. Creo que, dada la cantidad de avances, es muy difícil ser fisioterapeuta generalista. Hay que especializarse. No se puede saber lo mismo de Neurología, que de respiratorio, que de suelo pélvico. 

Estoy convencida de que llegaremos a este punto porque es el camino natural, al igual que las especialidades médicas. Todavía hay fisioterapeutas que asumen todas las consultas que les llegan. En mi caso particular, suelo derivar, a compañeros especialistas, aquellas consultas que se alejan de mi especialidad.

De hecho, creo que directorios como SoloFisio.com  aportan un valor importante para el usuario pues, en ellos, se identifican claramente las especialidades de cada centro o especialista.

¿Cómo te imaginas la especialidad en el futuro?

MB - Parece que, en nuestro país y, sobre todo en el pasado, las mujeres debían asumir como “normales” ciertas incomodidades, como la incontinencia y los prolapsos, sólo por el hecho de ser madres, y no es así.

Me gustaría que fuera como en otros países, que acudir al fisioterapeuta de suelo pélvico se ve con total normalidad. Incluso en Francia, sin ir más lejos, está absolutamente normalizado ir al fisioterapeuta después del parto y la mujer acude directamente, sin derivación médica. Aquí, en España, parece que sólo se deba ir al fisioterapeuta por prescripción facultativa. Hay que normalizar el acceso al fisioterapeuta y para esto debemos contribuir todos los especialistas a la divulgación de la fisioterapia.

En la actualidad, realizas talleres dirigidos a mujeres, ¿en qué consisten? ¿dónde pueden encontrarte?

MB - Sí. El método Mebstudio® lo impartimos en Clínica Sant Josep y, aquí, en Beleco, en Barcelona. Nosotros impartimos talleres de Fisio-sexologia, sexualidad, embarazo y postparto, también talleres para el postparto inmediato, sobre todo en las mujeres primerizas y también algunos orientados a la Menopausia.

Hay más oferta de este tipo de talleres formativos y que tienen experiencia, pero es imprescindible que las usuarias se aseguren de que se ponen en manos expertas. 

Mercedes Blanquet

Es Fisioterapeuta especialista en uroginecología y salud de la mujer. Coordinadora y docente del Postgrado Reeducación de Suelo Pélvico en la FUB. Directora académica del Postgrado en Wellness, salud y deporte en la mujer. Responsable de la Unidad de Suelo Pélvico "Espai Dona” de la Clínica Sant Josep y Fisioterapeuta en Fisio7 en Manresa. Directora del centro de fisiotearapia Beleco y autora del libro “Fisioterapia en las disfunciones sexuales femeninas”.

 

Equipo de redacción SoloFisio.com


© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal