Fibrosis Quística y Fisioterapia ¿en qué consiste?

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2012-06-01 19:13:22

Breve descripción de la enfermedad

La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad hereditaria y crónica que causa daño pulmonar severo y deficiencias nutricionales.

La fibrosis quística afecta a las células que producen el moco, el sudor y los jugos digestivos. Normalmente, estas secreciones son delgadas y resbaladizas, pero en la fibrosis quística, un gen defectuoso provoca que las secreciones se vuelvan gruesas y viscosas. En lugar de actuar como un lubricante, las secreciones tapan los tubos, conductos y vías de comunicación, especialmente en el páncreas y los pulmones.

La FQ es más común en personas de raza blanca de ascendencia del norte de Europa, que se produce en aproximadamente 1 de cada 5000 nacidos. En el pasado, la mayoría de las personas con fibrosis quística moría en su adolescencia. La mejora de la detección y los tratamientos actuales permiten que muchas personas con fibrosis quística puedan vivir hasta los 50 años e incluso más.

Fibrosis Quística y Fisioterapia

El tratamiento de la fibrosis quística se basa en tres pilares fundamentales:

  • La fisioterapia respiratoria y el reentrenamiento al esfuerzo
  • Tratamiento médico
  • Control de la nutrición

El exceso de moco en los pulmones provoca infecciones respiratorias repetitivas, que pueden llegar a ser muy importantes y de alto riesgo. La fisioterapia respiratoria tiene como objetivo principal, la prevención y el tratamiento de la obstrucción bronquial provocada por el exceso de moco. Así pues, las sesiones se centran en ayudar al paciente a expectorar el máximo de mucosidad posible mediante técnicas manuales e instrumentales de fisioterapia basadas en la evidencia científica. De esta forma, aseguramos la correcta ventilación pulmonar e intercambio de gases en los pulmones.

Estas técnicas deben ser realizadas por un fisioterapeuta experto en fisioterapia respiratoria, ya que es muy importante evaluar el estado clínico del paciente y el tratamiento más adecuado. Algunas de las técnicas más utilizadas en el tratamiento de la FQ son:

Las sesiones de fisioterapia respiratoria deben realizarse a diario, en muchas ocasiones 2-3 veces al día. En niños, las sesiones se realizan desde el nacimiento. En la adolescencia y etapa adulta, el fisioterapeuta enseñará al paciente cómo realizar algunas de las técnicas de forma autónoma.

El reentranamiento al esfuerzo también forma parte de la fisioterapia en la FQ. Se trata de mejorar la condición física de aquellos pacientes que han sufrido una exacerbación (crisis). El programa se basa en una serie de ejercicios aeróbicos (cinta de correr, bicicleta) y fortalecimiento de la musculatura, sobretodo de las extremidades superiores e inferiores. El ejercicio físico debe estar siempre controlado por el fisioterapeuta, que medirá las constantes vitales y los progresos en el entrenamiento. El entrenamiento puede realizarse con oxigenoterapia si está indicada.

Es muy recomendable que el paciente con FQ mantenga una buena condición física y realice alguna actividad deportiva con regularidad.

 


© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal