Entrevista a Juanjo Brau, fisioterapeuta del FC Barcelona

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2013-06-11 10:40:55

 

 

Juanjo Brau es Fisioterapeuta del Primer Equipo de Fútbol del FC Barcelona. SoloFisio se reunió con él para hablar de la actualidad de la fisioterapia y de su experiencia y trayectoria en el Club. Fisioterapeuta en el FC Barcelona desde 1997, por sus manos han pasado muchos jugadores a lo largo de los últimos 15 años y esto le sitúa como referente en su especialidad.

 

Juanjo, la figura del fisioterapeuta está muy asociada al deporte, pero quizás haya personas que no conozcan en qué consiste la fisioterapia deportiva, ¿Podrías explicar en qué consiste y cuál es su importancia?

Yo pienso que la fisioterapia deportiva, sobre todo, debe estar orientada hacia la prevención. El fisioterapeuta, en el mundo del deporte o del fútbol, en concreto, tiene que cuidar al jugador siempre, pensando en la prevención. Todos pensamos que el fisioterapeuta es el que recupera las lesiones, y está claro que es así, pero lo más importante es trabajar para prevenir estas lesiones. Cuidar siempre al jugador para que pueda entrenar y competir en las mejores condiciones.
 

¿Cuál ha sido tu trayectoria en el mundo de la Fisioterapia deportiva hasta llegar al primer equipo del Fútbol Club Barcelona?

Me inicié en el Manresa en el año 1992 y pasé a la U.E Lleida en la temporada 93-94 y, en el año 1997, me incorporé al Barça. Estuve, inicialmente, en las categorías de Fútbol Base, pasé también por el Barça B, como recuperador y, luego, ya pasé al Primer Equipo en la temporada 2003-2004.
 
Durante aquella temporada 2003-04, hubo muchas lesiones de ligamentos cruzados en el primer equipo y necesitaron más fisioterapeutas para darles apoyo, de manera que un compañero y yo nos incorporamos al primer equipo, aquel año.
 

¿Cuáles son tus funciones dentro de los servicios médicos del Fútbol Club Barcelona?

Yo soy Readaptador Físico del 1er equipo de Fútbol del FC Barcelona. Me responsabilizo del trabajo de gimnasio y del trabajo de campo para que un jugador, después de sufrir una lesión, pueda volver a competir. Después de lesionarse el jugador hace una primera fisioterapia post-lesión, lo que entendemos por una fisioterapia de primera fase, rehabilitadora y cuando un jugador ya ha salido de la fase lesional entonces empezamos una readaptación física para llevar al jugador hasta unas condiciones que le permitan volver a la competición. Sería, para explicarlo de alguna manera, como una última fase de la recuperación, después de una lesión y antes de lo que ya sería puramente entrenamiento, para recuperar la condición física. Aquí en el Barça esta fase de readaptación física se hace trabajando conjuntamente entrenamiento y recuperación física del jugador.
 

Los jugadores del primer equipo suelen jugar dos partidos por semana y el nivel de exigencia es máximo. ¿Es difícil gestionar estas condiciones?

¡Rotundamente, sí! Es difícil gestionar estas condiciones físicas porque el gran hándicap de este ritmo es la falta de períodos de recuperación entre partidos y, además, hay que añadirle todos los entrenamientos. Los lapsos de tiempo son muy justos y casi no hay espacio para estos períodos de recuperación. De forma que las propias exigencias del calendario son las que se traducen en nuestras propias exigencias a la hora de trabajar y mantener al jugador en las máximas condiciones de forma permanente.
 
Al ser, el pilar central de nuestro trabajo de Fisioterapia en el Barça, fundamentalmente preventivo, tienes que estar muy pendiente de la recuperación post-partido de los jugadores y de la preparación del pre-partido.
 
 

 

Desafortunadamente, las lesiones forman parte del día a día de los futbolistas. ¿Qué lesiones veis con más frecuencia?

Las lesiones más frecuentes, en el mundo del fútbol, son las roturas fibrilares. A pesar de ser el fútbol un deporte de contacto, las lesiones más frecuentes son las que llamamos intrínsecas. El fútbol tiene una gestualidad imprevisible. Al ser un deporte de contacto no es tan previsible como otros y, por lo tanto, tampoco se pueden predecir las lesiones que pueden suceder. Hay muchos elementos: un balón, un contrario, el propio gesto del jugador…y además, se puede entrar en contacto con todos estos elementos. Así que las lesiones del fútbol comprenden un amplio abanico de posibilidades. Aparte de las lesiones intrínsecas más frecuentes, luego están las traumáticas y, en ese caso, ya hablaríamos de lesiones ligamentosas entre otras.
 
No podemos predecir las lesiones que veremos durante una temporada pero tenemos las estadísticas de lo que vemos con más frecuencia. El gran factor de riesgo es la propia competición, la falta de descanso entre partido y partido, entre competiciones. No darle una pausa muscular al jugador es una de las mayores causas de lesión, pero esto también viene condicionado por la propia competición.
 

¿Qué balance haces a nivel de las lesiones?

Para nosotros, es muy difícil evaluar el nivel de lesiones precisamente por lo mismo que hablábamos antes. El propio nivel de exigencia del calendario, a veces, dificulta esta misma valoración. No todos los partidos son iguales y, a veces, hay algunos partidos que predisponen a sufrir más lesiones. Hay partidos que exigen ir a un nivel máximo. Esto añadido al propio ritmo del calendario supone, para los jugadores, físicamente, un estrés competitivo muy alto.
 
Las lesiones dependen de tantos factores que pasar balance a una temporada en base a las lesiones es muy difícil. Una temporada no es comparable con otra: los partidos son todos diferentes, tampoco son iguales las condiciones en que se llega a cada partido, ni el nivel de exigencia en relación al calendario. Todo esto se evidencia al ver en qué momento se lesionan los jugadores. Hay equipos, por ejemplo, que tienen muchas lesiones en partido, otros las tienen en partidos y entrenamientos y otros equipos suelen tener más lesiones en entrenos y pocas, en partido. Esto ocurre, generalmente, por el grado de exigencia de la propia competición y por las características del propio partido en sí mismo y esto puede hacer variar el balance de estas lesiones, incluso haciendo el mismo trabajo preventivo y de condición física.
 
Evidentemente, como fisioterapeutas nos gustaría tener un índice de lesiones muy bajo pero, cuando se trabaja a altísimo nivel competitivo y donde la exigencia es máxima, es muy complicado.
 

Por último, muchos deportistas amateur creen que el acceso al fisioterapeuta es algo reservado a deportistas de élite. ¿Qué les dirías?

No. Yo pienso que, a día de hoy, cualquier persona que quiera hacer deporte tiene que tener un seguimiento fisioterapéutico y una evaluación de fisioterapia permanente. Cada vez más, la gente que hace deporte ya lo hace en condiciones y, sobre todo, lo hacen con un objetivo. Ante todo objetivo, hay que tener un protocolo de actuación.
 
Lo que les diría a los deportistas amateurs es que, si quieren seguir haciendo deporte en unas determinadas condiciones, la visita al fisioterapeuta tendría que ser una parte más, integrada en el propio deporte. Es decir, visitar al fisioterapeuta forma parte del propio entrenamiento. Yo no visualizo una parte sin la otra.
 

Equipo Redacción de SoloFisio.com

 

Lee la 2a parte de la entrevista a Juanjo Brau.

 


© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal