Enfermedad de Parkinson y Fisioterapia

Avatar de Solofisio Por Solofisio Administrador — 2012-05-31 12:21:58

 

La enfermedad de Parkinson es el segundo trastorno degenerativo cerebral más frecuente, después de la enfermedad de Alzheimer. El Parkinson es más común en hombres que en mujeres. Todos los grupos étnicos pueden desarrollar la enfermedad de Parkinson, pero es menos común entre las poblaciones afro-americanas y entre asiáticos. Muy a menudo, los síntomas comienzan cuando las personas tienen alrededor de 60 años.

Generalmente,los síntomas incluyen rigidez, agitación (temblores), lentitud de movimiento, y problemas de equilibrio. A causa de estos síntomas, las personas con Parkinson corren el riesgo de caerse y fracturarse los huesos. El tratamiento incluye una combinación de medicación y fisioterapia - y, en algunos casos, cirugía.

¿En qué consiste la Enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson (EP) está relacionada con una pérdida de células nerviosas en el cerebro que producen una sustancia química llamada dopamina. La dopamina es un factor importante en el control de movimiento.

La causa exacta de la enfermedad de Parkinson no se conoce todavía. La predisposición genética, el envejecimiento o la exposición a ciertas toxinas ambientales pueden contribuir a la aparición de la enfermedad de Parkinson. Es una enfermedad degenerativa crónica, lo que significa que empeora con el tiempo, sin embargo, la gente normalmente no mueren a causa de la EP.

La gravedad y el tipo de síntomas de la EP puede variar ampliamente. Algunas personas tienen la enfermedad de 20 a 30 años y tienen una progresión más lenta y la disminución en la movilidad durante un largo período de tiempo. Para otros, la enfermedad progresa más rápidamente, y pueden experimentar dificultades con la movilidad en 5 -10 años.

Signos y Síntomas del Parkinson

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden ser muy leves al principio. Un síntoma temprano común es el temblor en una mano, más a menudo cuando está en reposo. Los temblores también pueden ocurrir en las piernas o la mandíbula cuando están en reposo. Dado que los temblores son más evidentes durante el descanso, por lo general desaparecen cuando la persona se mueve y no interfieren sustancialmente con las actividades diarias.

Según avanza la enfermedad, es posible que observe otros síntomas:

  • Sus movimientos pueden ser más pequeños, por ejemplo al caminar.
  • Usted puede desarrollar una sensación de rigidez o agarrotamiento en los músculos, causando molestias en el cuello, el tronco o los hombros.
  • Usted puede tener inestabilidad postural, dando como resultado la falta de equilibrio y un mayor riesgo de caídas.
  • Sus movimientos pueden ser más lentos en sus actividades diarias como vestirse, ducharse o moverse en la cama.
  • Usted puede sentir como si sus pies estuvieran "anclados" al suelo, dificultando el dar un primer paso.
  • Usted puede desarrollar una postura encorvada.
  • Puede que le resulte materialmente difícil hablar en voz alta.
  • Los familiares y amigos pueden notar que muestra una menor expresión en su cara.

Puede que le resulte difícil hacer las cosas que alguna vez fue capaz de hacer con facilidad, como cuidar el jardín o jugar al tenis o al golf. Otros síntomas pueden incluir:

  • Dificultad para prestar atención a una tarea durante un largo periodo de tiempo o dividir la atención entre más de una tarea
  • Fatiga
  • Falta de motivación
  • Mareo
  • Depresión

¿Cómo se diagnostica el Parkinson?

No hay ninguna prueba específica o examen que pueda ser utilizado para identificar la EP, por lo que puede ser difícil de diagnosticar en las fases iniciales. El diagnóstico se suele realizar basándose en su historia clínica y un examen neurológico y físico. Las pruebas de imagen (como el escáner o la resonancia magnética) no aportan datos diagnósticos, pero permiten excluir otras causas de síndrome parkinsoniano, como hidrocefalias, tumores o lesiones vasculares.

El diagnóstico de la enfermedad de Parkinson puede realizarse si usted tiene lo siguiente:

  • Al menos dos de los signos clave de la EP - temblor en reposo, lentitud en los movimientos o rigidez muscular
  • Una mejora significativa en sus síntomas al tomar levodopa, un medicamento para tratar el Parkinson
  • Si los síntomas iniciales aparecen sólo en un lado del cuerpo

¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?

Debido a que la EP afecta a cada persona de manera diferente, su fisioterapeuta colaborará con usted para tratar su situación de forma específica , ahora y cuando cambie su estado.

Parkinson y Fisioterapia

Su plan de tratamiento se desarrollará después de una extensa evaluación de su fisioterapeuta. El examen incluye muchas preguntas acerca de cómo la enfermedad de Parkinson afecta a su vida. Las pruebas se llevarán a cabo para examinar su postura, fuerza, flexibilidad, la marcha, el equilibrio y la coordinación.

Su fisioterapeuta le ayudará a mantenerse tan activo y tan independiente como sea posible. Le enseñarán ejercicios y técnicas especiales para combatir los síntomas de la enfermedad de Parkinson. Dependiendo de la naturaleza y la gravedad de su enfermedad, su tratamiento de fisioterapia puede centrarse en un programa de ejercicios para ayudarle a:

  • Mejorar su condición física, fuerza y flexibilidad
  • Desarrollar estrategias más eficaces para entrar y salir de la cama, realizar transferencias
  • Dar la vuelta en la cama con más facilidad
  • Ponerse de pie y girar para cambiar de dirección de manera más eficiente
  • Mejorar la fluidez y la coordinación de la marcha
  • Mejorar su capacidad para realizar movimientos de la mano
  • Mejorar el equilibrio y disminuir el riesgo de caídas
  • Subir y bajar escaleras y bordillos
  • Realizar más de una tarea a la vez de forma eficiente
  • Participar en actividades que son importantes para usted

Algunos de los medicamentos que se utilizan para controlar los síntomas del Parkinson pueden tener un efecto inmediato. Por ejemplo, el movimiento suele ser mucho más fácil, poco después de comenzar a tomar ciertos medicamentos para la EP. Su fisioterapeuta sabrá cuál es el mejor momento para realizar la sesión de fisioterapia para obtener los mejores resultados.

Parkinson y Fisioterapia

La enfermedad de Parkinson puede impedirle realizar las actividades diarias con facilidad. Su fisioterapeuta se convertirá en un socio con usted y su familia para ayudarle a combatir y controlar los síntomas de la EP. A medida que evolucione la enfermedad, su programa de tratamiento será ajustado para ayudarle a ser tan independiente y tan activo como sea posible.

Algunas personas con Parkinson se benefician de ayudas técnicas para caminar. Su fisioterapeuta puede trabajar con usted para determinar si alguno de estos dispositivos puede ser útil para usted. Si necesita ayuda física para moverse en la cama o al levantarse de una silla (realizar transferencias), su fisioterapeuta puede trabajar en equipo con usted y su familia para enseñarles estrategias que facilitan el movimiento y ayudan a prevenir lesiones. Además, el fisioterapeuta puede hacer sugerencias sobre los cambios en su entorno familiar para optimizar las actividades diarias de forma segura y eficiente en el hogar.

¿Se puede prevenir el Parkinson?

Hasta la fecha, no hay manera conocida para prevenir la enfermedad de Parkinson. Los estudios han demostrado que los programas de ejercicios mejoran la forma de caminar, el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad, y la forma física en las personas con enfermedad de Parkinson. Sin embargo, estos estudios también indicaron que las personas con EP perdieron las ganancias que habían hecho cuando su tratamiento de fisioterapia supervisado terminó. Es importante trabajar con su fisioterapeuta para ayudarle a desarrollar un buen tratamiento a largo plazo.

 

Referencias

Schenkman M, Ellis T, Christiansen C, et al. Profile of functional limitations and task performance among people with early- and middle-stage Parkinson disease. Phys Ther. 2011;91:1339–1354

Allen NE, Sherrington C, Paul SS, Canning CG. Balance and falls in Parkinson's disease: a meta-analysis of the effect of exercise and motor training. Mov Disord. 2011;26:1605-1615.

Morris ME, Martin CL, Schenkman M. Striding out with Parkinson disease: evidence-based physical therapy for gait disorders. Phys Ther. 2010;90:280-288.

Ellis T, de Goede CJ, Feldman RG, et al. Efficacy of a physical therapy program in patients with Parkinson's disease: a randomized controlled trial. Arch Phys Med Rehabil. 2005;86:626-632.

 


© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal