Cerebro y Dolor

Avatar de David Por David Alvarez — 2012-09-06 10:40:41

 
 
 
“Integrando los avances sobre el cerebro y el dolor en la práctica clínica” , con este título daba comienzo el fin de semana que Lorimer Moseley impartía  en la Universidad de Alcalá a través del SEFID hace unas semanas dirigido en su gran mayoría a fisioterapeutas, aunque también asistieron profesionales de otras ramas sanitarias.
 
De esta exposición queremos destacar la valoración que él y su grupo de investigación sobre el dolor, hacen del paciente en función de sus síntomas para elegir el plan terapéutico más adecuado.
 
Utilizan varias categorías para clasificar el dolor del paciente:
 
  • Sensibilización de nociceptores primarios
  • Dolor de raíz nerviosa
  • Síntomas neuropáticos periféricos
  • Adaptaciones en el sistema nervioso central y otros sistemas eferentes.

También tienen presente los aspectos psicosociales del paciente y la posible relacion con su dolor.

En base a esta clasificación , tienen en cuenta las siguientes características del dolor:

  • Distribución del dolor
  • Sensibilidad mecánica
  • Sensibilidad térmica
  • Comportamiento del dolor
  • Duración del cuadro

Una vez que ambas tablas se juntan, nos quedaría todo de la siguiente manera.

Son características de la sensibilización de nociceptores primarios el dolor localizado en un área pequeña concreta, provocado por mecanismos pasivos o fisiológicos repetibles y predecibles, cuyos síntomas o sensibilidad mecánica aumentan con el calor.

En cuanto a la raíz nerviosa tendremos una distribución del dolor segmental, y el brote de dolor aparecerá un día o varios después del evento que produce la lesión.

Por otro lado, los síntomas neuropáticos periféricos serían una distribución del dolor siguiendo el trayecto de un nervio periférico, alodinia, mecanismos provocadores impredecibles con múltiples áreas sensibles, el frío aumenta el dolor o la sensibilidad mecánica y el comportamiento del dolor es impredecible y no relacionado con contexto mecánico o biomecánico. Todos estos aspectos contribuyen a que el paciente desarrolle adaptaciones a nivel del sistema nervioso central.

Por último, en las adaptaciones en el sistema nervioso central y otros sistemas eferentes observaríamos dolor referido sin ningún patrón, alodinia, mecanismos provocadores impredecibles con múltiples áreas sensibles, dolor o sensibilidad mecánica aumentados por el frío, el brote aparece con días de latencia y la duración del cuadro es superior a tres meses.

Entre los aspectos que pueden tener relevancia a nivel psicosocial, Moseley y sus colaboradores destacan el miedo, el catastrofismo, una conceptualización inadecuada de la patología y un comportamiento del dolor modulado por el estado de ánimo y el contexto social. Estas circunstancias psicosociales influyen en la aparición de sensibilización a nivel del sistema nervioso central.
 

© Solofisio.com 2017 Factor Nueve Musas s.l. | Passeig de Gracia 34 3º 1ª | 08007 Barcelona | Aviso Legal